jueves, 29 de agosto de 2013

¿Qué le está pasando a Superman?

Muchas veces lo digo, no me gusta utilizar mi blog para cosas que no sean de coleccionismo, excepto para eventos destacados. Pero últimamente me ha rondando una idea por la cabeza: voy a dejar de leer los cómics relacionados con los Nuevos 52. La razón es muy sencilla, creo que al lector fiel de Superman, como lo soy yo, se le está tomando el pelo de forma descarada. Sigue leyendo la entrada completa pinchando en más información



Tan sólo tengo 24 años pero sigo a Superman desde la guardería y desde hace tiempo me he relacionado o tenido contacto con los mayores entendidos del Hombre de Acero en España. También he leído y visto casi todo sobre Supes o al menos lo más importante, y puedo decir que lo que Dan DiDio, Jim Lee y cia. están haciendo con el personaje es denigrante. Han matado -participio de un verbo que les debe gustar mucho- a Superman para crear a su propio Hombre de Acero. 

Empezaré preguntando qué es un personaje. Digamos que es un ente capaz de ejecutar acciones en una historia. Por ejemplo, los protagonistas de las historias, tales como el héroe o la heroína, generalmente, suelen ser los personajes de tipo circular, es decir, complejo en personalidad y nada estereotipado. Puede tener cambios en la misma con una justificación aperente. La justificación del cambio radical de Superman es lo acontecido en Flashpoint, Kal-El como lo conocíamos ha dejado de existir. No es que haya perdido a un ser querido sino que por paradojas temporales el anterior Supes ya no existe. Entonces... ¿Éste personaje es del que me aficioné? NO, porque como dice el refranero español "el hábito no hace al monje". Creo en las actualizaciones pero no en las renovaciones, en una se parte de una base y en la otra no.

Te pueden gustar más o menos esas actualizaciones pero, una cosa está clara, si por ejemplo Indiana Jones fuese un empresario multimillonario en vez de profesor-arqueólogo ya no sería Indiana Jones. O si a Luke Skywalker no le gustase reparar droides ya no sería Luke Skywalker. Ahora Superman es un prepotente y un matón; pues ya no es Superman ¡ES ALGO ELEMENTAL! 

Cierto es, que hay webs o blogs donde justifican este cambio alegando que Superman "tenía que modernizarse", pues pobres de ellos que creen que la violencia es lo que está de moda, quizá deberían darse una buena dosis de Alanmooreina o Grantmorrisina porque no tienen ni idea de quién es Superman, aunque crean que sí. El Hombre del Mañana es un personaje con la Verdad y la Justicia por bandera, y bondadoso hasta decir basta, con unos valores que son los que, a mi juicio, le dan el estatus de "súper".


Aún así todos estos webmasters son muy cortos de memoria, pues la serie de Smallville, aún con sus carencias, ha mantenido vivo al personaje dándole un toque moderno pero sin perder la esencia. Los guinistas y responsables siguieron dando la imagen de un Clark Kent que le costaba emplear la violencia y NUNCA se le pasó por la cabeza acabar con la vida de algún enemigo, de hecho, eso es lo que le llevó a enemistarse durante un tiempo con Oliver Queen por matar a Lex Luthor. 

No quiero que se me olvide la película El Hombre de Acero, la cual defiere completamente del gran Superman de Reeve, pero que aún así sí capté esa esencia del personaje -me costó verla cuatro veces-. Me espantó la idea de que matase a Zod pero el enfoque dado no estuvo tan sumamente mal, aunque me quedo millones de veces antes con el Donnerverse. Esa escena me recordó a lo acontecido en la época final de John Byrne cuando Superman tuvo que acabar con la vida de unos enemigos, cosa que le trajo numerosos traumas y consecuencias psicológicas.


Mavi Fernández de Mundo Superman me preguntó en mi página de Facebook qué proponía yo para el futuro. Diría que algo parecido a lo que tiene en mente Pedro Angosto -el gran entendido del mundo del cómic que entrevisté semanas atrás- para su agencia artística Men of Bronze... ¡TODO LO CONTRARIO! Y en el caso de no ser tan exigente, quizá me conformaría con historias como la de Mundos en Guerra -aunque repudie el dibujo de Ed Mcguinness-, El último hijo del grandísismo Richard Donner y, el ahora decepcionante, Geoff Jonhs... También devolvería el papel principal a los Kent, porque no nos debemos olvidar que los responsables de su gran bondad son Jonathan y Martha, los cuales han sido casi borrados del mapa en esta nueva etapa. Sin ellos el Hombre de Acero no sería quién es ¡SON EL PILAR BÁSICO DEL SUPERHÉROE! Creo que esa es la clave (ejemplificado grandiosamente en la portada de Gary Frank en el Action Comics #869). También le devolvería la sonrisa y su código moral, le quitaría los ojos rojos de visión calorífica... Hasta le quitaría esa armadura que lleva ahora. Puede que le venga bien rescatar gatos de los árboles ¡¿Qué sé yo?!




Quizá yo lo tengo más fácil, puesto que mi blog es sólo de coleccionismo y no me debo a unos lectores que demanden reseñas de cómics -gracias a Dios- pero aún así pensaré si publicar noticias sobre artículos relacionados con el nuevo Superman. Y por mi parte no se van a llevar un euro más por su Supes. Pero creo que correrán tiempos mejores para nuestro boy scout pues sigue habiendo un hilo de esperanza de que todo vuelva a la normalidad gracias a los vacíos argumentales de Flashpoint y a que aún se hacen tebeos con el Superman clásico (el semanal digital "Adventures of Superman").



Dejo una reflexión, ser un bravucón o un verdugo lo podría hacer cualquiera con los poderes de Superman. Tenerlos y hacer SÓLO el bien, estando por enc¡ma de cualquier acto vil humano te hace ser un súper-hombre... ¡Un SUPERMAN!


3 comentarios:

  1. Tema aparte del típico y poco original comentario de "para gustos los colores", creo que pensamos igual. Esa "magia" ya no está y curiosamente ahora a cualquiera le gustan los cómics, pero me pregunto yo si serían capaces de leer y disfrutar un cómic antiguo en sus manos. Sería un error no hacerlo, ahí radica la verdadera pasión por el personaje, me temo que estamos rodeados a veces de gente que creen que les gusta algo y en verdad lo que adoran es una adaptación, incluso a veces me cuestiono a mi mismo en ese aspecto: ¿realmente me gusta algo hasta que no haya podido leer y comprobarlo suficientemente? A su vez ciertos mundos parecen infinitos... es un tema delicado y extenso y la frase presente en críticas "para fans" ha perdido todo significado, nada como hablar con alguien que le guste de verdad para una recomendación.

    Me recuerdas con Reeve a mi mismo con Keaton, admiro a Nolan y Bale y considero su trilogía perfecta pero siempre respetando y con las dos primeras verdaderas entregas en la mente (y corazón, jaja).

    SalU2.

    P.D.: Me estoy dando cuenta que todo lo que tengo pendiente de leer prácticamente es segunda mano antiguos. Con mis hobbies repito mucho últimamente la frase de "cada vez tiro más para atrás".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me considero un gran entendido, si acaso un siguidor de Supes y, ver que el personaje que te gustaba ya no es así... Son más de 70 años con un personaje "más bueno que el pan" y por mucho que los directivos quieran, no lo podrán cambiar porque a mí no me la cuelan.

      Me quedo con la serie de Adventures of Superman y con todo lo anterior; hay cientos de tebeos que no he leído, así que podré ir tirando hasta que todo vuelva a su curso jejejeje.

      ¡Yo soy de los que dice que Batman y Batman Vuelve son las mejores!

      Eliminar
  2. Más mágicas y de cómic que las dos primeras no hay (y hablando de Superman también, ya puestos). ;-) No quiero ni pensar si hubieran coincidido y hubieran podido hacer una película de Superman Batman con Reeve y Keaton. Los seguidores con nuestras pasiones superamos a los críticos, para prueba la premiere, jaja.

    Respecto a lo primero lamentablemente es lo que suelen dictar las modas... ahora estoy hasta la coronilla de leer siempre "reinicio oscuro y realista". Ese tono estará bien si el personaje es así realmente, digo yo, que parece muy de sentido común pero no lo es. Y antes se optaba más por la acción cómica para toda la familia, si es que pasamos de un extremo a otro...

    ResponderEliminar